Sobre las terapias alternativas

No sé por qué hay quien tiene tanto miedo a probar cosas nuevas, y no hablo de nada dañino, sino de cosas que aunque no funcionen no causan ningún problema. Por ejemplo, si no quieres probar a practicar un deporte no pasa nada, pero tampoco pasa si quieres probarlo ¿verdad? Pues del mismo modo debería ocurrir con las terapias alternativas que no suponen una modificación en el tratamiento tradicional y que, si no funcionan, no causan daño alguno. Ahora bien, ¿y si funcionan?

No es que yo sea una persona muy prolífica a probar terapias alternativas, de hecho no es que yo haya probado muchas, pero me llamó la atención que una conocida muy religiosa llegase a llamarnos la atención sobre un asunto que, en su opinión, era de vital importancia: la iglesia alertaba de que practicar Yoga podía atraer malos espíritus e incluso posesiones. Ante algo así yo me hago varias preguntas, la primera es ¿cómo en pleno siglo XXI alguien puede creerse algo así? La segunda es ¿en qué se basan para decir semejante barbaridad?, la tercera es ¿qué gana la iglesia diciendo esto en contra de esta práctica milenaria? Y la cuarta y última ya es más personal ¿cómo puede alguien pensar que eso tiene interés para mí?

Sea como sea, cierto sector de la iglesia está promoviendo está creencia en base a que el yoga busca conseguir la consonancia con la energía del cosmos, una energía que según ellos podría ser maligna o atraer al maligno al entrar en consonancia con ella. Una tontería digna de ser llevada a película de terror mediocre pero que muchos fieles se creen a pies juntillas, y la prueba es mi conocida.

Todo esto me llevó a pensar que una cosa es prohibir o recomendar no hacer terapias que promueven apartar la medicina tradicional pues, al final, lo que están consiguiendo es que enfermos que pueden seguir un tratamiento beneficioso para ellos dejen de lado esta vía, totalmente probada científicamente, para posar sus esperanzas en algo que puede no resultar nada bien. Sin embargo, si esa terapia no causa ningún daño y el paciente sigue con su terapia tradicional al mismo tiempo ¿qué problema hay?

La Osteopatía

Una de esas medicinas alternativas en las que pensé es la osteopatía, tan apartada en ciertos círculos y tan amada en otros. Según Óscar Díaz, experto osteópata de Alicante, asegura que esta medicina alternativa se ha afianzado en diferentes países como Alemania o Inglaterra, mientras que en España no termina de despegar por culpa de la cantidad de prejuicios que hace la sociedad, y muchos expertos. No obstante, no tiene contraindicaciones, aunque siempre podemos consultar previamente con nuestro médico de cabecera para asegurarnos si seguir un tratamiento osteopático podría traernos consecuencias negativas.

La homeopatía

Lo mismo ocurre con la homeopatía. Mientras que en muchos países está más que afianzada y se usa de forma genérica, en España hay quien mira con recelo esta disciplina que, aunque no creas en ella, tampoco causa daño alguno siempre y cuando no se abandone el tratamiento tradicional.

El tantra

Hay quien considera el tantra un medio de vida, tal y como nos indica Maite Domenech, pero también hay quien piensa que puede ser una terapia sexual entre la pareja. Sea como sea, ¿qué daño puede causar un masaje erótico cuando ambos participantes están de acuerdo en practicarlo? Sin embargo, hay quien tacha el sexo tántrico de aberración, y ya no os quiero contar lo que piensa el mismo sector de la iglesia que alarmaba tanto sobre el yoga.

La hipnosis

Que se pueda o no llegar hasta vidas pasadas escondidas en nuestro subconsciente es una creencia que, aunque me parece ridícula, tampoco hace ningún daño así que haya quien quiera probar este tipo de regresión, pero hablar de la hipnosis como estado de concentración enfocada a mejorar unos síntomas o paliar los efectos de un posible ataque de ansiedad, por ejemplo, además de no causar daño ninguno tiene muchos efectos positivos. Y es que aunque no creas en la hipnosis como tal, sí es fácil creer en que llegar a un estado de concentración que nos permite controlar nuestros impulsos y nos enseña a tranquilizarnos puede traernos una merecida calma que nos ayude a sobrellevar ciertas situaciones.

La acupuntura

La acupuntura es un medio efectivo para aliviar el dolor como, por ejemplo, el dolor de espalda y el dolor de cabeza. La acupuntura también puede ayudar a aliviar el dolor debido a:

  • Cáncer
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Fibromialgia
  • Parto (trabajo de parto)
  • Lesiones musculoesqueléticas (por ejemplo, del cuello, hombros, rodilla o codo)
  • Osteoartritris
  • Artritis reumatoidea

Y si ha higiene allí donde nos practican la terapia tampoco tiene ninguna contraindicación.

Todo esto me lleva a preguntarme de nuevo varias cosas ¿por qué nos empeñamos en temer lo desconocido? ¿por qué aseveramos algo cuando no tenemos ni idea? Y sobre todo ¿por qué no dejamos que cada cual piense lo que quiera sin meternos en medio?

Deja un comentario