Cuando se trata del derecho, muchas personas suelen pensar que todos los abogados saben de todas las áreas y que pueden atender todos los casos. Suele pasar un poco como ocurre con los médicos, que las personas asumen que lo saben todo de todo, aun cuando no sea su área.

Si tomamos este ejemplo, podemos entender lo que ocurre con los profesionales de la abogacía, que si bien tienen un conocimiento básico de todas los campos que abarca el derecho, no suelen enfocarse en todas las áreas, sino que se especializan en una o en un par de ellas.

Una de las especialidades que suele ser muy necesaria es el Derecho Matrimonial, este se trata del conjunto de normas jurídicas que regulan la institución matrimonial, como relación entre los cónyuges, que sin ser parientes, crean mediante un contrato, un vínculo muy sólido, base de la estructura familiar, y con muchas consecuencias legales.

Así, el derecho matrimonial regula al matrimonio en cuanto a sus requisitos, impedimentos, validez, derechos y deberes de los cónyuges, efectos patrimoniales, régimen alimentario, separación y divorcio.

Características del abogado matrimonialista

Ahora bien, tomando en cuenta el tipo de asuntos que le atañen al abogado matrimonialista, es importante conocer un perfil general de cómo debe ser el profesional, de manera que si se llegase a necesitar, se tenga la información suficiente para elegir uno. Según los letrados del Bufete Trujillo, es importante que estos cumplan con las siguientes características:

Si se cuenta con un profesional que tenga una capacidad de negociación efectiva, este logrará conseguir soluciones consensuadas armónicas y equilibradas para ambos cónyuges y, sobre todo, que eviten mayores perjuicios para los menores. Por ello es importante que uno de los puntos fuertes del abogado matrimonialista sea la negociación pues así podrá:

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que hay excepciones a esta regla, pues esto no será siempre posible especialmente en los casos que haya violencia de género, abuso infantil, desnivel económico entre ambos, amplia dominación de uno de los cónyuges sobre el otro.

Para ello se deben exponer con eficacia los elementos positivos que favorezcan la postura y pretensión del cliente, respetando siempre las reglas deontológicas de la profesión y una buena instrumentalización de todos los elementos probatorios que puedan operar en pro de un resultado positivo.

Funciones del abogado matrimonialista

Si bien es fácil comprender cuales son las funciones de un abogado matrimonialista si leemos atentamente los puntos anteriores, siempre es bueno tener un listado de cuáles son los campos que estos profesionales abarcan con su trabajo:

¿Cómo pueden ayudar los abogados matrimonialistas?

Los abogados de familia ofrecen una cartera de varios servicios relacionados al ámbito de la familia, como pueden ser:

El abogado matrimonialista tiene un trabajo complicado que requiere no solamente de un amplio conocimiento de las leyes y sus aplicaciones, sino de un alto nivel de compromiso para con sus clientes, pues en estos casos no estamos hablando de una batalla legal que no implique emociones ni afectos. Hablamos de casos en los que están involucrados aspectos que van mucho más ligados al lado humano y que afectan a un núcleo familiar en su totalidad.

Pensando en ello, elegir a un abogado matrimonialista debe hacerse pensando en encontrar a una persona que pueda defender los derechos de su cliente mientras intenta evitar un daño mayor, siempre trabajando desde la confianza, el respeto a los privilegios y la consideración para todos los involucrados.

Deja una respuesta