Monumentos de la antigüedad relacionados con la astronomía

La astronomía ha estado ligada al ser humano desde la antigüedad y todas las civilizaciones han tenido contacto, de distintas formas, con esta ciencia. Se da por cierto que todas las civilizaciones admiraron nuestro cielo por su belleza y sus misterios, pero a base de estudiar los movimientos del Sol y la Luna o esas estrellas que ellos consideraban que eran puntos fijos en el cielo, descubrieron que las distintas fases de la luna influían en las mareas de los mares, en las siembras y recolecciones de los frutos…, y así mismo, que por las estrellas se podían guiar en sus desplazamientos, por lo que le atribuyeron al cielo aspectos mágicos o religiosos según las culturas.

Muchos son los monumentos religiosos o funerarios que las antiguas civilizaciones nos han dejado como constancia de su fascinación por el Sol, la Luna y las estrellas, entre ellos podemos citar:

  • Stonehenge. En el Reino Unido se encuentra este monumento megalítico construido entre el final del Neolítico y principios de la Edad del Bronce, fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1986. Se supone que la finalidad de este monumento era un observatorio astronómico para predecir las estaciones. El conjunto parece estar alineado con posiciones del Sol en el solsticio de verano.
  • Alineamientos de Carnac. Incluidos en el Patrimonio Histórico de Francia, es el monumento prehistórico más extenso del mundo, siendo erigido durante la época neolítica, entre los milenios V y III a.C. El conjunto está formado por 1099 menhires dispuestos en 11 hileras de 100 m. de ancho por 1,2 km. de largo. Aunque hay varias hipótesis para explicar su presencia, algunos estudiosos consideran que es un calendario y que las hileras de menhires están orientadas hacia los puntos solsticiales y equinocciales de salida del Sol. 
  • El caracol en Chinchen Itza. Situado en la península de Yucatán (México) es un observatorio construido por la civilización maya, cuya estructura se remonta hacia el año 906. Es uno de los lugares más estudiados sobre la astronomía maya, pues su función era poder seguir el camino de Venus, los astrónomos mayas sabían a partir de sus observaciones que Venus aparece por el oeste y desaparece por el este a distintas horas a lo largo del año.
  • Chankillo. Situado en Perú, este complejo monumental construido aproximadamente 300 a.C. está considerado como el observatorio solar más antiguo del mundo. Formado por trece torres alineadas de norte a sur, las cuales servían para señalar los solsticios y los equinoccios, indicando el avanzado estado de conocimiento de la astronomía de los antiguos pobladores de estas tierras.
  • Taosi. Es un yacimiento arqueológico situado en China, que alberga el observatorio astronómico más antiguo de Extremo Oriente, descubierto entre los años 2003 y 2004.
  • Dolmen de Soto. Datado entre el 3000 y 2500 a.C. es una de las mayores construcciones megalíticas de Europa Occidental. Se encuentra situado en Trigueros (Huelva). Tiene una longitud de 21m. y una anchura que varía desde los 0,82m. en la puerta hasta los 3,10m. en la cámara, con una orientación de levante a poniente que hace que los primeros rayos de sol en el equinoccio avancen por el corredor y se proyecten en la cámara durante unos minutos.

Basándose en sus observaciones astronómicas, varias civilizaciones nos han dejado grandes descubrimientos como el primer calendario solar del que se tiene noticia en la historia, el calendario egipcio, que surge a principios del tercer milenio antes de Cristo y es ante todo un calendario agrícola. Complicado también es el calendario maya donde coexisten varias cuentas de tiempo, la cuenta larga de 5200 años, la cuenta calendárica de 52 años, la cuenta lunar de 18 meses, la cuenta venusiana de 584 días, la cuenta de los señores de la noche de 9 días, el calendario sagrado de 365 días. Los babilonios fueron también unos grandes estudiosos del Sol y la Luna y los que cimentaron las bases de la astronomía occidental.

La relación de la astronomía y la física

La astronomía es una de las subdisciplinas de la física, considerada como una de las ciencias más antiguas de la historia, por lo que se la considera una ciencia básica íntimamente ligada a las matemáticas y a la filosofía, con un alcance de estudios extremadamente amplio y complejo. No obstante cada año son más los alumnos que se interesan por este tipo de estudios, por lo que si deseas preparar unas oposiciones de física y química con garantías, nosotros te recomendamos que te pongas en contacto con Preparador Física y Química, dado que gracias a él podrás preparar el temario con cientos de ejercicios resueltos, todo tipo de material actualizado, clases especializadas en preparación del práctico, seguimiento del estudio, y todo ello en clases presenciales o a distancia para que tu elijas la opción de estudios que más se adapte a ti. 

Deja una respuesta