Conoce más sobre el sarro dental

En este artículo queremos que se conozca mejor lo que es el sarro. En la Clínica Dental José Luis Cano creen que si la gente estuviera más informada no dudarían un solo instante en tomar cartas en el asunto y acudir a un profesional.

¿Qué es el sarro?

Es la calcificación de la placa dental. Lo que ocurre es que los restos que se acumulan de alimentos, unidas a las propias bacterias que están en la boca lo que hacen es ir formando placa dental. Cuando la placa no se retira, si se mezcla con saliva y minerales, se forma una costra de gran dureza, calcificándose la placa y formando el sarro.

Al formarse el sarro tiene un color blanco, pero según avanza el tiempo va pasando a ser amarillo y después marrón. Uno de los síntomas más claros de que haya sarro, uno de los grandes síntomas es el mal aliento o halitosis.

¿Cuáles son sus causas?

Como causa principal está el que no se elimine la placa después de comer. El sarro se acumula en los dientes, justo en el hueco entre ellos y la encía. Además de que también se puede unicar en ellas.  Lo normal es tener sarro en los sitios donde es más complicado limpiárselos bien, caso de la parte trasera de los dietes inferiores.

Eliminación del sarro

Uno de los factores determinantes que nos puede predisponer a que se forme el sarro es el propio ph de nuestra saliva, que no es idéntico en todas las personas. Cuando tenemos un elevado ph, es más probable que seamos mucho más sensibles a la caries que debilita el esmalte.

¿Cómo podemos prevenir la placa y el sarro dental?

Lo mejor es cuidar la higiene dental, así podremos eliminar los restos de alimentos después de comer.+

El cepillado de los dientes, unas 3 veces diarias es básico, lo mismo que cepillarse la lengua y las encías.

Utilizar hilo o seda dental, de cara a que no queden rincones con suciedad.

Mejor no estar picando entre horas.

¿Qué remedios caseros hay?

Algunos de los más interesantes son aquellos en los que se cepillan los dientes con bicarbonato o utilizar agua oxigenada, pudiendo producir problemas serios, tanto a medio como a largo plazo.

Cuando tenemos una higiene adecuada, vas a evitar la formación de caries y no te olvides de visitar como mínimo la consulta del dentista.

¿Qué consecuencias tiene la acumulación del sarro?

Todo el mundo quiere tener unos bellos dientes, pero lo cierto es que no solo lo estético es lo importante. Recordemos la acumulación nos puede llegar a producir algunos problemas graves:

  • Inflamación e irritación de las encías, la temida gingivitis.
  • El mal aliento, también llamado halitosis
  • Caries que se producen por las bacterias de la placas (la periodontitis lo que hace es destruir el hueso, lo que hace que se pueda perder la pieza dental.
  • Problemas a nivel digestivo y cardiovascular

¿Cómo lo podemos eliminar?

En el momento en el que el sarro se endurece, la forma en la que podemos eliminarlo es mediante la limpieza dental, que la tendrá que hacer un profesional en su clínica dental, el denominado higienista dental.

Hablamos de una limpieza dental que es indolora totalmente y que se llevará a cabo sin anestesia. Se hace de manera manual y con la ayuda de ultrasonidos que desprenderán el sarro del mismo diente.

Las limpiezas dentales no duelen y se hacen sin anestesia. Se hacen manualmente y con ultrasonidos que van quitando el sarro del diente. Para los pacientes que tengan sensibilidad dental es posible que pueda llegar a molestar, por lo que se suele poner un spray de lidocaína a fin de insensibilizar la zona con anestesia local.

Cuando el paciente tenga una enfermedad de encías más avanzada, hay que hacer un raspado del diente, para poder limpiar el sarro que esté acumula debajo de la propia línea de las encías o en las bolsas periodontales. Un procedimiento que no duele, pero que pueda ser más molesto.

Como ves, el sarro es un problema que de no afrontarlo puede suponernos graves complicaciones en nuestra salud dental, por lo que merece la pena ser conscientes de lo complicado que es tener una buena salud dental y no afrontar este tipo de situaciones. Una vez dicho esto, lo que recomendamos encarecidamente es ir a las revisiones que te dicte tu dentista y no retrasarlo, puesto que si se va a controlar el estado de nuestra salud bucodental, en muchas ocasiones podremos adelantarnos a otras enfermedades más graves.

Deja una respuesta