Una madre se burló de un hombre sucio en la tienda delante de su hija, así que él reveló su verdadera identidad

Patrocinados

Nos ha pasado a todos: nos acercamos a la tienda a hacer la compra después de un largo día de trabajo, y claro, puede que al final de la jornada no estemos especialmente presentables.

via GIPHY

Especialmente si trabajamos haciendo trabajos manuales en el exterior, eso significa entrar a hacer la compra no tan limpios como nos gustaría… pero es comprensible, ¿verdad?

Patrocinados

Pues parece que no para todo el mundo: Andy Ross, de Washington, se fijó en que una niña le miraba fijamente en la tienda. Nuestro protagonista, que solía ser médico de operaciones especiales, trabaja actualmente en la construcción, y como es de esperar volvía a casa tras el trabajo con cierta suciedad encima.

Pero lo que le molestó no es ver a la niña mirándole con curiosidad, sino que su madre le señalara y dijera en voz baja:

“Por eso tienes que seguir estudiando.”

Patrocinados

A Andy no le hizo ni pizca de gracia la actitud de la madre, que en realidad estaba enseñando a su hija a juzgar a la gente por su apariencia. Así que se presentó, y le enseñó una lección que no olvidará jamás.

Aquí podéis ver lo que dijo Andy… pero antes, os vamos a presentar a nuestro héroe:

Basándose en su apariencia, una madre que le vió en la tienda se atrevió a juzgarlo… así que decidió enseñarle una lección:

Patrocinados

Este es su aspecto con la cara “limpia”:

Patrocinados

En las redes la gente ofreció su apoyo a Andy de manera unánime… y algunos además tenían historias similares que contar:

¿Qué os parece?

Patrocinados

Patrocinados