Son Doong, el increíble paraíso subterráneo que estuvo escondido por millones de años

Patrocinados

El mundo en el que vivimos nunca dejará de sorprendernos. La enorme cantidad de ecosistemas, animales y plantas, sus montañas, selvas y desiertos nos esconden todo tipo de maravillas.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Century Travel & Tourism (@centurytravelsbh) el

Como la historia que os vamos a contar hoy, en 1991, un granjero descubrió por casualidad una cueva inexplorada en el corazón del Parque Nacional Phon Nha-Ke Ban en Vietnam. Era tal el ruido de la corriente de agua que emanaba de la entrada de la cueva que el hombre se asustó y decidió no entrar.

A la cueva se le llamó Sơn Đoòng y eso fue todo, nadie quería explorarla.

Pero en 2009 un grupo de científicos británicos, liderados por Howart Limbert, decidió adentrarse a la cueva después de lograr localizar la entrada escondida entre la selva…

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Hoài Mai (@tina_hoai) el

Lo que en ella descubrieron fue impresionante; un mundo completamente autónomo de más de 5 km de profundidad y hasta 150 metros de ancho, que resultó ser la caverna más grande del mundo en volumen.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Vietnam Airlines (@vietnamairlines) el

Este lugar de ensueño se encuentra oculto en una densa selva y para llegar a él, es necesario descender más de 80 metros en una cuerda.

Allí te encontrarás con un río en su interior, que recorre toda la caverna. También podrás apreciar sus paredes llenas de esmeraldas y sus playas.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Đi Khắp Thế Gian (@cungnhaudikhapthegian) el

Arboles de más de tres metros y condiciones climáticas propicias para la formación de nubes, hacen de este lugar, un completo paraíso.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Đan Nhi Nguyen (@ndannhi) el

Si te ha gustado, ¡compártelo!

Patrocinados

Patrocinados