Donar óvulos, ¿cómo se hace en España?

La acción de donar óvulos es para muchos una acción altruista sin comparación. Permitir dar vida a otras personas que por razones no pueden hacerlo. Sin embargo, se crea el debate cuando otras personas, de mentalidad diferente, piensan que eso es ir contra natura. Que no es una acción éticamente correcta. ¿Qué te parece a ti? Lo curioso es que en España hay más demanda que donantes de óvulos.

Par hablar de este tema, lo primero es conocer cómo está la situación en España a la hora de donar óvulos. ¿Cómo se hace? ¿Es legal? ¿Qué requisitos hay que cumplir? Para ello los ponemos en contacto con la clínica Ividona que nos cuentan cómo es el proceso que se sigue en nuestro país para poder convertirte en donante de óvulos.

Qué dice La ley

En nuestro entender, el donar óvulos es un acto de solidaridad con el que harás feliz a muchas parejas que están intentando ser padres. Ahora bien, hay que hacerlo como la donación de óvulos como marca la Ley de Reproducción Asistida. Y eso dice que nunca tendrá un carácter lucrativo o comercial.

El Real Decreto 412/1996 es el texto que desarrolla de forma específica esta Ley en nuestro país con referencia a todos estos aspectos del proceso de la donación de óvulos, entre los que subraya el carácter anónimo de la donación. Además, según el marco jurídico de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, la donación de óvulos en España es totalmente anónima. No puede existir vínculo entre la donante y la receptora. El anonimato es igual para ambas partes: la receptora nunca sabrá quién es la donante y al revés. La ley prohíbe expresamente revelar la identidad de los niños nacidos por estas técnicas.

Anonimato

La donante siempre permanecerá en el anonimato. Realizada la primera visita al centro, recibirá información detallada de todo el proceso de donación y firmará un documento de consentimiento. Como ves, la legislación española establece de manera tajante que la donación de óvulos debe ser completamente anónima, de manera que la receptora de ovocitos no puede conocer en ningún caso la identidad de la donante. La única información relevante de la donante que se comunica a la receptora es aquella que es importante para el control del embarazo.

La ley y el centro médico

En España la donación de óvulos sólo está permitida para que una mujer con problemas de fertilidad pueda tener un hijo. El proceso de donación es totalmente gratuito y secreto entre la donante y el centro médico, y así se formalizará por escrito en el momento que vayas a iniciar el proceso de donación. El centro tiene la obligación, de escoger a la donante cuyas características fenotípicas e inmunológicas (edad, grupo sanguíneo y factor Rh) sean similares a las de la mujer receptora de los óvulos. Además, La ley de reproducción asistida prohíbe revelar la información sobre los niños nacidos por estas técnicas. La receptora, así como los hijos nacidos por reproducción asistida, conservan el anonimato.

Requisitos

Si tienes entre 18 y 35 años y gozas de buena salud física y psíquica, puedes hacerte donante en las clínicas para donar óvulos.Tan sólo debes cumplir los siguientes requisitos para ser donante:

  • Tener entre 18-35 años y un buen estado de salud.
  •     No tener enfermedades genéticas en familiares.

Para confirmar que cumples los requisitos para ser donante de óvulos, te harán una revisión médica ginecológica, un análisis de sangre y un estudio psicológico y genético.

Cómo donar óvulos

Una vez vengas a la primera consulta, un equipo te realizará una pequeña y agradable entrevista que constará sobre tus antecedentes de salud. También te contarán con todo detalle cómo es el proceso de donación y resolverán todas tus dudas sin ningún tipo de compromiso. Una vez todas tus dudas están resueltas y decides empezar el proceso en las clínicas, deberás firmar un consentimiento y empezarás con el proceso de donación de óvulos.

Pruebas médicas

Una vez pasada la entrevista, empezaremos el proceso y para ello será necesario realizarte unas simples pruebas médicas para confirmar que estás en perfecto estado de salud y no te expones a ningún riesgo. Lo primero es mirar por la salud.

Las pruebas que te realizarán las enfermeras serán:

  • Cariotipo: Nos describe e indica el estado de tus cromosomas
  •     Análisis genético: Con una pequeña nuestra de sangre, podemos analizar más de 600 posibles enfermedades genéricas y podemos descartar posibles enfermedades en tus genes.
  •     Análisis de sangre: Con una simple muestra se pueden descartar enfermedades o infecciones en tu salud actual.
  •     Ecografía: Te realizaremos una ecografía para comprobar que todo está perfectamente.
  •     Exploración ginecológica: a través de esta exploración veremos que tus ovarios están en perfectas condiciones para empezar con la estimulación.
  •     Evaluación psicológica: se realizará una entrevista psicológica a cada donante para asegurarnos que la donación es lo mejor para ti.

Estimulación

Cuando conozcas los resultados de los análisis el siguiente paso es la estimulación ovárica. Este proceso dura entre 10/12 días y consiste en un sencillo tratamiento hormonal en el cual estimularán tus ovarios para el día de la punción. La estimulación consta de un tratamiento que tú misma puedes aplicártelo en casa, pero si necesitaras que las doctoras lo hicieran no habría ningún problema en que fuera a una clínica.

Tu cuerpo mensualmente, o así debería de ser, expulsa un óvulo, con la estimulación lo que hacemos es que no solo se madure ese óvulo, sino que hacemos que todos los óvulos que deberían madurar ese mes lo hagan. Por eso con la donación de óvulos no pierdes óvulos ni te quedas estéril.

El tratamiento comenzará con la siguiente menstruación. Comenzarás el tratamiento hormonal y deberás ponerte en contacto con nosotras para hacerte un seguimiento personalizado y unos controles que son indoloros para ver tu evolución.

Y así es cómo se donan óvulos en España. Esperemos que con este amplio artículo, hayas podido entender un poco más sobre la situación. En lo que preferimos no meternos es si es éticamente correcto. Allá cada uno.

Deja un comentario