Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Descalcificación dental: ¿cómo evitarla?

Cuando hablamos de que tenemos una deficiencia de calcio en nuestro organismo, esto puede tener efectos perjudiciales sobrenuestra salud, originando síntomas como entumecimiento de la boca, las manos y los pies, así como dificultad para tragar, uñas débiles o quebradizas y dolor de espalda, entre otros, además de las consecuencias que puede tener sobre nuestra salud oral.

El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano, encontrándose en los dientes y huesos en un 99 %. En nuestras piezas dentales, el calcio se encuentra en forma de “hidroxiapatita”, una combinación entre este y fosfato, el cual es de suma importancia para nuestro bienestar general y salud oral.

Cuando hablamos de que tenemos una deficiencia de calcio en nuestro organismo, esto puede tener efectos perjudiciales sobrenuestra salud, originando síntomas como entumecimiento de la boca, las manos y los pies, así como dificultad para tragar, uñas débiles o quebradizas y dolor de espalda, entre otros, además de las consecuencias que puede tener sobre nuestra salud oral.

Esta descalcificación dental se caracteriza por la disminución o falta de calcio en el organismo, causando la debilitación de la estructura de nuestra dentición, mostrándose como un reblandecimiento progresivo y fomentando la aparición de caries.

Uno de sus síntomas más habituales de la misma es la aparición de una opacidad rugosa de color blanco yeso o un área pigmentada de colores amarillo o marrón suave. Sin embargo, hay algunas otras formas de identificarla, además de tratamientos muy eficaces a la hora de tratarla.

El equipo profesional en salud dental de Mavident, nos explica todo lo que debemos saber sobre la descalcificación dental.

Causas de la descalcificación dental

Los motivos de la falta de calcio pueden ser muchos y es bueno conocerlos, para aprender a identificar las fuentes de su origen y poder optar por tratamientos preventivos que nos libren de  esta dolencia:

  • Consumo frecuente de bebidas azucaradas o alimentos ácidos. Favorecen la pérdida de minerales y la debilitación del esmalte.
  • La aparición de placa bacteriana. La cual suele aparecer como consecuencia de una higiene bucodental deficiente o incorrecta.
  • El uso de brackets. Los tratamientos prolongados de este tipo suelen ocasionar pequeñas manchas blancas en los dientes.
  • El reflujo ácido, sobre todo en pacientes que lo padecen de forma crónica.
  • Una deficiencia nutricional caracterizada por una dieta baja en calcio, vitaminas y nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo.

Tratamiento para la descalcificación dental

Lo primero que debes hacer es asistir a tu dentista para que evalúe tu caso y de con el origen del problema. Así, podrá recomendarte el tratamiento más eficaz para tu caso.  

En muchas ocasiones, el tratamiento puede ser realizar una limpieza bucal profesional y mantenerla con una higiene diaria exhaustiva; llevar una alimentación saludable bajo una dieta rica en calcio y vitamina D; o aplicar en consulta fluoruro o demás productos del esmalte que ayuden a fortalecerlo.

Prevención de la descalcificación de la dentadura

Para evitar la pérdida del calcio y el fósforo de los dientes:

  • Modera el consumo de productos ácidos.

Las bebidas o alimentos ácidos disminuyen el nivel de pH del área bucal y en consecuencia, la resistencia de los dientes. Entre ellos podemos mencionar las frutas cítricas como la lima, el limón y la naranja, las bebidas energizantes y carbonatadas, el vinagre, el vino y otros, sin olvidar los productos fuertemente azucarados.

  • Cepíllate los dientes con una pasta dental específica.

Si en el pasado has tenido problemas con la aparición de caries, te recomendamos usar un dentífrico especial, formulado para evitar el impacto de los ácidos sobre la dentadura. Este fortalecerá la superficie dental, evitará su descalcificación y mantendrá saludables tus encías.

  • Prefiere un cepillo dental de dureza media o baja.

Los cepillos duros degastan el esmalte, ocasionan el retraimiento de las encías y en consecuencia, generan una gran sensibilidad en esa zona. Por su parte, los cepillos de dureza media o baja son más amables con nuestros dientes, siempre que no realices movimientos de cepillado muy fuertes.

  • No te cepilles inmediatamente después de terminar de comer.

Es recomendable esperar al menos una media hora para que la saliva haya regulado el pH de la boca. Esto porque diversos estudios científicos han demostrado que la comida ablanda un poco el esmalte, y si te cepillas enseguida estarás reforzando su acción dañina sobre los dientes.

  • Bebe suficiente agua

La adecuada hidratación mantiene estable el nivel de producción de saliva, lo que contribuye con la calcificación y protección del esmalte dental.

  • Consume productos lácteos.

Estos ayudan a neutralizar la acidez de la placa bacteriana y contienen caseína, que es un componente proteínico que impide la descalcificación del esmalte y que, por ende, previene su fragilidad.

La descalcificación dentaltambién puede aparecer tras el uso prolongado de los aparatos ortodóncicos, por lo que se recomienda seguir una rutina de limpieza apropiada que evite esta dolencia.

Por otro lado, los pacientes que sufren de reflujo gastroesofágico crónico aportan altos niveles de acidez a su dentadura. Así que se les recomienda asistir a las visitas periódicas con el especialista de salud bucal, el cual teayudará a prevenir la presencia de la descalcificación dental y sus problemas asociados.

Descalcificación en niños

En la niñez, las personas se ven vulnerables ante diferentes situaciones, como es en este caso la descalcificación de los dientes, pudiendo generar, a su vez, diferentes bacterias a largo plazo. 

Durante la infancia, el calcio funciona como un campo de fuerza de la pieza dental, por lo que hay que  seguir distintos hábitos para que la dentadura en proceso de crecimiento se mantenga sana.

Sin calcio, se acumula la placa bacteriana en la dentadura del pequeño, así como también lo hacen las caries y otros efectos indeseables que perjudicarán su salud dental y, que si no se tratan a tiempo, también podrían influir salud integral. Lo bueno es que en el caso de los niños, todo es reversible.

Además, al mantener los dientes sanos los niños se verán y sentirán cada vez mejor por dentro y por fuera. Mientras tu cuides de sus dientes, ellos cuidarán de tu hijo fortaleciéndolos cada vez más para que puedan masticar sus comidas favoritas sin reparo alguno.

Por lo mismo, es tarea de mamá y papá inculcar buenos hábitos de higiene bucal e involucrarse y comprobar que el pequeño esté cumpliendo con su deber. Por ejemplo, debes cuidar que se alimenten correctamente, cambiar su cepillo de dientes cada tres meses y enseñarlo a tomarse el tiempo de limpiar todas y cada una de sus piezas dentales, de forma que todos trabajen en conjunto para evitar la aparición de la descalcificación bucal a temprana edad.

Síntomas

  • Dientes débiles

La deficiencia de calcio provocará el ablandamiento en los dientes, lo que a su vez favorece la aparición de caries.

En las primeras etapas es como una opacidad blanca que luego se vuelve ligeramente rugosa debido a la descalcificación del esmalte. Esto supone un riesgo superficial para la pieza dental, que se convierte una pigmentación leve de color marrón o amarillo bastante notable.

  • ·Dolores agudos

Las caries son la peor pesadilla de una persona, pero sobre todo en un niño, quien está desarrollando y fortaleciendo su campo dental de a poco.

Si tu hijo ha comenzado a experimentar dolores insoportables en los dientes, pueden ser producto de una falta de calcio y fósforo.

Tratamiento

1.      Buena higiene bucal

Esta no solo ayuda a combatir la descalcificación, sino que también ayuda a prevenirla. Por lo mismo,  es importante enseñarle a nuestros niños la importancia de cuidar nuestros dientes más allá de nuestra apariencia. Al enseñarles buenos hábitos de salud bucal, tendrán unos dientes más sanos y los padres y representantes ahorrarán más dinero en dentistas.

2.      Sustituir alimentos ricos en almidón y azúcares

Hay alimentos ideales para cuidar la dentición de los niños, mientras que consumir jugos azucarados o alimentos muy ácidos es muy perjudicial para el equilibrio del ácido oral. 

Así, para tratar la descalcificación dental en los niños, te recomendamos seguir una dieta que incluya frutas y hortalizas ricas en fibra tales como: pera, apio, zanahoria y manzana.

Las frutas y verduras secas estimulan el flujo de la saliva, la cual a su vez funcionará como una defensa natural contra las caries, gracias su acción mecánica de arrastra contra los restos de comida.

Así mismo,  no se deben olvidar incluir legumbres y hortalizas, que generan la aparición del fosforo que junto con el calcio conforman la estructura de los dientes.

3.      Productos lácteos

Se debe procurar que los niños consuman queso, leche, yogurt natural, etc., que contienen minerales fundamentales parala salud y el sano desarrollo de los dientes de los niños como los fosfatos y la vitamina D.

4.      Consumo de flúor

Aunque en menor cantidad, existen alimentos vegetales con flúor, como los tomates, papas, sardinas, lentejas y cerezas; que se encargarán de aumentar la resistencia del esmalte de los dientes.

5.      Regular el consumo de golosinas

Es prácticamente imposible suprimir el hábito de los más pequeños en la ingesta de caramelos, chupetas, chocolates, etc. Sin embargo, si podemos reducir el consumo excesivo de las mismas, que es el que debilita la resistencia de los dientes y genera caries.

6.      Trabajo en equipo

El pequeño paciente debe mantener una buena higiene, mientras que el especialista debe remover la acumulación de bacterias hasta haber erradicado el problema (en caso de que ya haya descalcificación) y los padres deben apoyar al niño durante todo el proceso de prevención y tratamiento, ya sea en casa o en la visita al dentista.