Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cómo se preparan las recetas más ricas de café

El café es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo. Disfrutar de un café caliente recién servido es una auténtica delicia y da energías para poder enfrentar el día. Existen multitud de recetas diferentes de café para todos los gustos. Desde el tradicional café espreso, pasando al cortado. Pero también hay algunas recetas mucho más elaboradas con ingredientes como espuma de leche, canela, chocolate o siropes. Y en este artículo vamos a explicar como se preparan las recetas más ricas de café. Las hay para todos los gustos, pero tienes que ser un amante del café y del dulce para probarlas.

El café es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo. Disfrutar de un café caliente recién servido es una auténtica delicia y da energías para poder enfrentar el día. Existen multitud de recetas diferentes de café para todos los gustos. Desde el tradicional café espreso, pasando al cortado. Pero también hay algunas recetas mucho más elaboradas con ingredientes como espuma de leche, canela, chocolate o siropes. Y en este artículo vamos a explicar como se preparan las recetas más ricas de café. Las hay para todos los gustos, pero tienes que ser un amante del café y del dulce para probarlas.

· Café Dalgona

El café Dalgona es una receta de origen coreano que se ha puesto de moda en las redes sociales. Es un café muy dulce, por lo que si no te gusta el azúcar olvídate de este café porque te va a empalagar. Los ingredientes necesarios para su elaboración son café instantáneo o soluble, azúcar, leche y agua caliente.

¿Y cómo se prepara? Pues es bastante sencillo. En un cuenco o vaso añades dos cucharadas de café instantáneo y dos de azúcar. Sobre estos ingredientes hay que verter agua caliente y batir hasta conseguir una masa esponjosa y bastante espesa al mismo tiempo. Ahora debes coger una taza o vaso, mejor de cristal ya que es donde se va a servir la bebida y este café destaca por su estética, así que hay que mostrarla. En el vaso o taza escogida añade leche, la puedes servir fría o caliente, como tú prefieras. De leche tendrías que poner aproximadamente unos tres cuartos del recipiente. Y tras la leche hay que poner la espuma de café y azúcar que ya hemos creado. Como decíamos, la principal característica de este café es la estética, ya que se diferencian muy bien las dos partes, la de leche blanca y sobre ella la espuma de café de color marrón. Pero antes de degustar tienes que mezclar bien todos los ingredientes de la bebida. Pero si quieres instagramear el momento haz la foto antes de la mezcla.

· Café bombón

El café bombón es otra receta solo apta para los paladares más dulces. “El café bombón es café espresso sobre base de leche condensada que se suele servir en taza de cristal”, explican desde El Molí Pan y Café, una franquicia de panadería y cafetería donde elaboran unos cafés de escándalo. Como veis, preparar un café bombón no es nada complicado. Primero se añade la leche condensada, después el café y a disfrutar.

· Capuchino

El capuchino es una receta de café muy popularizada y conocida en todo el mundo. Se prepara con café, leche, azúcar y cacao en polvo. La elaboración es muy sencilla. Lo primero que tienes que hacer es preparar una taza de café. Ahora deberías añadir un poco de azúcar al gusto. El siguiente paso es calentar la leche e intentar que tenga espuma. Existen varios instrumentos para conseguir esta ansiada espuma, el más común son las varillas o el espumador de leche. Ahora coge la taza en la que quieres degustar esta bebida y añade un tercio de café. Después vierte la leche hasta llenar la taza. Y sobre la espuma añade un poco de cacao en polvo. Y ya tendrías listo tu capuchino. Si le quieres dar un toque diferente puedes añadir también un poco de canela.

· Frappelatte

El frappellate es la opción perfecta para los amantes del café frío o para degustar en verano. La manera tradicional de elaborar este café es agitando agua fría con café instantáneo hasta conseguir una mezcla con ligera espuma. Aunque existen muchas formas de elaborarlo, pero los ingredientes principales son café, leche y hielo.

Para la receta que vamos a elaborar necesitaremos hielo, café, leche y azúcar. El primer paso para elaborar el frappé es hacer el café. Al café se le añade azúcar al gusto y hielo picado y se mezcla muy bien. Ahora tenemos que conseguir espuma con la leche para coronar la taza. Y ya tendríamos listo el frappé. Es una receta muy sencilla que permite degustar esta delicia en casa con los mínimos ingredientes. Pero también puedes añadir sirope de chocolate o un toque de canela para hacerlo todavía más rico.

Esperamos que este artículo con las recetas y elaboración más ricas de café, o al menos más dulces, os ayude a poder degustar un delicioso café en vuestras casas. Son unas recetas muy sencillas y seguro que tenéis los ingredientes necesarios por casa. Así que solo falta ponerse manos a la obra.