Donar óvulos, ¿cómo se hace en España?

La acción de donar óvulos es para muchos una acción altruista sin comparación. Permitir dar vida a otras personas que por razones no pueden hacerlo. Sin embargo, se crea el debate cuando otras personas, de mentalidad diferente, piensan que eso es ir contra natura. Que no es una acción éticamente correcta. ¿Qué te parece a ti? Lo curioso es que en España hay más demanda que donantes de óvulos.

Par hablar de este tema, lo primero es conocer cómo está la situación en España a la hora de donar óvulos. ¿Cómo se hace? ¿Es legal? ¿Qué requisitos hay que cumplir? Para ello los ponemos en contacto con la clínica Ividona que nos cuentan cómo es el proceso que se sigue en nuestro país para poder convertirte en donante de óvulos.

Qué dice La ley

En nuestro entender, el donar óvulos es un acto de solidaridad con el que harás feliz a muchas parejas que están intentando ser padres. Ahora bien, hay que hacerlo como la donación de óvulos como marca la Ley de Reproducción Asistida. Y eso dice que nunca tendrá un carácter lucrativo o comercial.

El Real Decreto 412/1996 es el texto que desarrolla de forma específica esta Ley en nuestro país con referencia a todos estos aspectos del proceso de la donación de óvulos, entre los que subraya el carácter anónimo de la donación. Además, según el marco jurídico de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida, la donación de óvulos en España es totalmente anónima. No puede existir vínculo entre la donante y la receptora. El anonimato es igual para ambas partes: la receptora nunca sabrá quién es la donante y al revés. La ley prohíbe expresamente revelar la identidad de los niños nacidos por estas técnicas.

Anonimato

La donante siempre permanecerá en el anonimato. Realizada la primera visita al centro, recibirá información detallada de todo el proceso de donación y firmará un documento de consentimiento. Como ves, la legislación española establece de manera tajante que la donación de óvulos debe ser completamente anónima, de manera que la receptora de ovocitos no puede conocer en ningún caso la identidad de la donante. La única información relevante de la donante que se comunica a la receptora es aquella que es importante para el control del embarazo.

La ley y el centro médico

En España la donación de óvulos sólo está permitida para que una mujer con problemas de fertilidad pueda tener un hijo. El proceso de donación es totalmente gratuito y secreto entre la donante y el centro médico, y así se formalizará por escrito en el momento que vayas a iniciar el proceso de donación. El centro tiene la obligación, de escoger a la donante cuyas características fenotípicas e inmunológicas (edad, grupo sanguíneo y factor Rh) sean similares a las de la mujer receptora de los óvulos. Además, La ley de reproducción asistida prohíbe revelar la información sobre los niños nacidos por estas técnicas. La receptora, así como los hijos nacidos por reproducción asistida, conservan el anonimato.

Requisitos

Si tienes entre 18 y 35 años y gozas de buena salud física y psíquica, puedes hacerte donante en las clínicas para donar óvulos.Tan sólo debes cumplir los siguientes requisitos para ser donante:

  • Tener entre 18-35 años y un buen estado de salud.
  •     No tener enfermedades genéticas en familiares.

Para confirmar que cumples los requisitos para ser donante de óvulos, te harán una revisión médica ginecológica, un análisis de sangre y un estudio psicológico y genético.

Cómo donar óvulos

Una vez vengas a la primera consulta, un equipo te realizará una pequeña y agradable entrevista que constará sobre tus antecedentes de salud. También te contarán con todo detalle cómo es el proceso de donación y resolverán todas tus dudas sin ningún tipo de compromiso. Una vez todas tus dudas están resueltas y decides empezar el proceso en las clínicas, deberás firmar un consentimiento y empezarás con el proceso de donación de óvulos.

Pruebas médicas

Una vez pasada la entrevista, empezaremos el proceso y para ello será necesario realizarte unas simples pruebas médicas para confirmar que estás en perfecto estado de salud y no te expones a ningún riesgo. Lo primero es mirar por la salud.

Las pruebas que te realizarán las enfermeras serán:

  • Cariotipo: Nos describe e indica el estado de tus cromosomas
  •     Análisis genético: Con una pequeña nuestra de sangre, podemos analizar más de 600 posibles enfermedades genéricas y podemos descartar posibles enfermedades en tus genes.
  •     Análisis de sangre: Con una simple muestra se pueden descartar enfermedades o infecciones en tu salud actual.
  •     Ecografía: Te realizaremos una ecografía para comprobar que todo está perfectamente.
  •     Exploración ginecológica: a través de esta exploración veremos que tus ovarios están en perfectas condiciones para empezar con la estimulación.
  •     Evaluación psicológica: se realizará una entrevista psicológica a cada donante para asegurarnos que la donación es lo mejor para ti.

Estimulación

Cuando conozcas los resultados de los análisis el siguiente paso es la estimulación ovárica. Este proceso dura entre 10/12 días y consiste en un sencillo tratamiento hormonal en el cual estimularán tus ovarios para el día de la punción. La estimulación consta de un tratamiento que tú misma puedes aplicártelo en casa, pero si necesitaras que las doctoras lo hicieran no habría ningún problema en que fuera a una clínica.

Tu cuerpo mensualmente, o así debería de ser, expulsa un óvulo, con la estimulación lo que hacemos es que no solo se madure ese óvulo, sino que hacemos que todos los óvulos que deberían madurar ese mes lo hagan. Por eso con la donación de óvulos no pierdes óvulos ni te quedas estéril.

El tratamiento comenzará con la siguiente menstruación. Comenzarás el tratamiento hormonal y deberás ponerte en contacto con nosotras para hacerte un seguimiento personalizado y unos controles que son indoloros para ver tu evolución.

Y así es cómo se donan óvulos en España. Esperemos que con este amplio artículo, hayas podido entender un poco más sobre la situación. En lo que preferimos no meternos es si es éticamente correcto. Allá cada uno.

Cuidar de la salud podal de nuestros hijos es algo que todavía no hemos aprendido bien

Dicen que tener un bebé es una de las mejores experiencias que se puede tener en la vida y la realidad es que es así. Pocos eventos tienen una importancia mayor que este en la vida. A partir de ese mismo momento, todo empieza a cambiar para nosotros. Y es que está claro que pasamos de mirar por nosotros mismos a mirar por el recién llegado. Es lógico y normal. Y eso conlleva invertir una gran cantidad de horas. Es una experiencia bonita, pero está claro que también es una parte muy exigente de nuestra vida y que requiere de todo nuestro esfuerzo.

Conservar y mejorar la salud del recién llegado o llegada es fundamental y no es nada fácil en los tiempos que corren. Sobre todo porque mantener esta salud depende de una cantidad ingente de cosas. Y una de las maneras de conservar la salud de los bebés es, sin ninguna duda, conservar la salud de sus pies desde que llegan a este mundo, sobre todo en el momento en el que empiezan a andar y se empieza a exponer, de una manera o de otra, la salud de los pies de los pequeños y pequeñas.

Un artículo publicado en la página web del diario La Vanguardia aseguraba que el calzado era un aspecto fundamental a la hora de mantener la salud podal. Y es que no es para menos. El calzado es, desde luego, el principal arma que tienen todas las personas a la hora de proteger sus pies ante cualquier tipo de amenaza. No cabe la menor duda de que, con un buen calzado, los riesgos son disminuidos de una manera impresionante. Y la gente se está dando cuenta de ello.

La manía de algunos padres y madres: elegancia y vistosidad por encima de comodidad

Aún permanecemos atónitos ante muchas de las cosas y situaciones que nos encontramos a día de hoy en la calle. Y es que, a pesar de todo lo que hemos comentado anteriormente, sigue habiendo padres y madres que prefieren apostar por un calzado más vistoso y elegante para sus hijos e hijas en lugar de hacerlo por algo más cómodo para ellos y ellas. La verdad es que todos los problemas que tienen que ver con los pies empiezan por asuntos como estos. Y es necesario que seamos capaces de prevenirlos.

Solo cuando empiezan a ser evidentes los problema nos empezamos a preocupar, en muchos de los casos. Esa mentalidad es cierto que tenemos que cambiarla o, de lo contrario, será bastante complicado que nuestros hijos e hijas disfruten de una salud completa, sin ningún tipo de problemas en lo que tiene que ver, al menos, con los pies. Aunque es cierto que no es lo mismo tener problemas en nuestros pies que padecer un cáncer o un tumor, la verdad es que puede llegar a ser algo que nos ocasione bastantes dolores de cabeza a lo largo de nuestra vida. Y de eso tenemos que prevenir a nuestros pequeños y pequeñas.

El portal web Enfemenino también informó de muchas de las cuestiones que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un calzado para nuestros menores. Es clave, por ejemplo, elegir un calzado destinado a cuidar los huesos que rodean al tobillo para impedir que éste, que por otra parte es la zona que más expuesta se encuentra del pie, sufra cualquier tipo de daño. Por otra parte, es vital garantizar la movilidad de los dedos de los pies a fin de garantizar la movilidad.

Proteger a nuestros menores de todos los dolores y problemas que se puedan originar en sus pies es una obligación de todos los padres y madres que se precien. Pero todavía no todo el mundo se percata o pone todos los medios a su alcance para conseguirlo. Y eso no puede ser. Desde luego, en las revisiones médicas que son realizadas a los menores debería haber una parte dedicada a la situación de los pies de los menores, que contaran con la opinión de algún podólogo y que estuvieran destinadas a proteger a los menores de cualquier tipo de mal relacionado con la parte inferior de nuestro cuerpo. Afortunadamente, son cada vez más los padres que se preocupan por ello. Así nos lo han contado los profesionales de Liquistocks, una entidad dedicada a la venta de diferentes lotes de productos, entre los cuales se puede encontrar todo tipo de calzado.

Está claro que quedan muchas cosas por mejorar en lo que tiene que ver con la salud de los más pequeños. Los padres y madres ponemos todo el empeño del mundo en que su vida sea completamente cómoda y ajena a problemas de índole médica o sanitaria. Pero está claro que a veces cometemos errores. Errores que hay que reconocer, que hay que evitar y que deben servir para darnos cuenta de lo importante que es no dar nada por sentado en lo que tiene que ver con la salud de nuestros pequeños y pequeñas.

A favor o en contra de los vientres de alquiler

El debate de los vientres de alquiler siempre está presente en nuestra sociedad. Normalmente cuando llegan las elecciones es cuando más salen a la palestra, pero también es cierto que, de vez en cuando, los políticos quieran que esté presente el tema. Algunos partidos se posicionaban en un lado u en otro. ¿y tú, dónde te posicionas? Aquí te vamos a dar una serie de pensamientos para que te puedas hacer una idea si no tienes un pensamiento seguro.

Qué es el vientre de alquiler

La gestación subrogada, maternidad subrogada, gestación por sustitución, vientre de alquiler o subrogación es la práctica por la que una mujer acepta quedarse embarazada, llevar la gestación a término y dar a luz a un niño, todo ello para otra persona o pareja, las cuales son o se convierten en progenitores del niño. Como te decimos, desde su comienzo como práctica comercial en los años 1970, la gestación subrogada suscita fuertes controversias éticas, legales y sociales. Las últimas encuestas indican que un 87% de la población española está a favor de la gestación subrogada.

A favor del vientre de alquiler

Las personas que están a favor del vientre de alquiler hablan de que una técnica de reproducción asistida que se lleva desarrollando en varios países desde hace más de 30 años, sin que ello haya generado una problemática específica.

Sirve para las parejas que desean tener hijos, y que por múltiples razones no pueden hacerlo por sus propios medios, tener hijos biológicos. Un pensamiento muy frecuente es que al igual que donamos órganos. E incluso se donan óvulos, “lo cual hoy en día nos parece absolutamente normal” aseguran desde la clínica Ividono. De esta manera se puede ayudar a otra persona a gestar su hijo, con el que la gestante no mantiene vinculo genético alguno.

Está siendo reconocida cada vez en más países, y en nuestro entorno más cercano lleva desarrollándose desde 2004 en Grecia y en Reino Unido sin mayores problemas ni rechazo por parte de la población.

En un momento en que las tasas de natalidad están por debajo del índice adecuado fomentar estas técnicas ayuda a aumentar el número de nacimientos. Así evitaremos que la población vaya envejeciendo y nos quedemos sin niños. Además, es un proceso más sencillo que la adopción internacional, que permite a muchos padres serlo, en lugar de quedar incluido en largas listas de espera de las que nunca saldrán.

En contra de los vientres de alquiler

Sin embargo, hay movimientos muy importantes que creen que los vientres de alquiler es un perjuicio para la sociedad. Estos son algunos de sus pensamientos y razonamientos.

La maternidad subrogada consiste en que una pareja, no importa su composición o una sola persona, o el número qué sea, contratan a una mujer para que geste durante nueves meses una criatura. Es decir, que se le implante y sobreviva un embrión proveniente de un óvulo fecundado por un espermatozoide cuyos orígenes pueden ser diversos. En el camino, suelen morir varios embriones hasta conseguir que uno sobreviva.

  • Es un desprecio a la dignidad de la mujer al producirse un mercadeo con ella. Por eso se llama a este sistema de reproducción como el de vientres de alquiler.
  • El cuerpo de la mujer se convierte en un objeto. Además se piensa que se mercantiliza el deseo de ser padres.
  • En caso contractual y con un hijo con problemas, se le podría obligar a la mujer que ofrece el útero a desprenderse del hijo. Cómo si ser madre fuese una cuestión banal.
  • No se puede garantizar el derecho de la madre gestante a no sufrir las consecuencias psicológicas de un posible aborto.
  • El niño se convierte, así, en objeto pues se mercantiliza con él, tiene un precio.

Ya has visto qué cada parte tiene sus razones a favor o en contra. Las dos posturas son respetables, sin embargo, cuando acuden al Congreso en forma de ley siempre hay lío. Por ejemplo, el PSOE dice «no a los vientres de alquiler» y persigue a las agencias que ofrecen este servicio. El Partido Socialista dedica un epígrafe de su programa electoral a la gestación subrogada, bajo el título ‘Decimos NO a los vientres de alquiler’ y anuncia que actuará contra las agencias que ofrecen cada año a cientos de familias españolas tener bebés por gestación subrogada en otros países, «a sabiendas que está prohibida en España».