Descalcificación dental: ¿cómo evitarla?

El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano, encontrándose en los dientes y huesos en un 99 %. En nuestras piezas dentales, el calcio se encuentra en forma de “hidroxiapatita”, una combinación entre este y fosfato, el cual es de suma importancia para nuestro bienestar general y salud oral.

Cuando hablamos de que tenemos una deficiencia de calcio en nuestro organismo, esto puede tener efectos perjudiciales sobrenuestra salud, originando síntomas como entumecimiento de la boca, las manos y los pies, así como dificultad para tragar, uñas débiles o quebradizas y dolor de espalda, entre otros, además de las consecuencias que puede tener sobre nuestra salud oral.

Esta descalcificación dental se caracteriza por la disminución o falta de calcio en el organismo, causando la debilitación de la estructura de nuestra dentición, mostrándose como un reblandecimiento progresivo y fomentando la aparición de caries.

Uno de sus síntomas más habituales de la misma es la aparición de una opacidad rugosa de color blanco yeso o un área pigmentada de colores amarillo o marrón suave. Sin embargo, hay algunas otras formas de identificarla, además de tratamientos muy eficaces a la hora de tratarla.

El equipo profesional en salud dental de Mavident, nos explica todo lo que debemos saber sobre la descalcificación dental.

Causas de la descalcificación dental

Los motivos de la falta de calcio pueden ser muchos y es bueno conocerlos, para aprender a identificar las fuentes de su origen y poder optar por tratamientos preventivos que nos libren de  esta dolencia:

  • Consumo frecuente de bebidas azucaradas o alimentos ácidos. Favorecen la pérdida de minerales y la debilitación del esmalte.
  • La aparición de placa bacteriana. La cual suele aparecer como consecuencia de una higiene bucodental deficiente o incorrecta.
  • El uso de brackets. Los tratamientos prolongados de este tipo suelen ocasionar pequeñas manchas blancas en los dientes.
  • El reflujo ácido, sobre todo en pacientes que lo padecen de forma crónica.
  • Una deficiencia nutricional caracterizada por una dieta baja en calcio, vitaminas y nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo.

Tratamiento para la descalcificación dental

Lo primero que debes hacer es asistir a tu dentista para que evalúe tu caso y de con el origen del problema. Así, podrá recomendarte el tratamiento más eficaz para tu caso.  

En muchas ocasiones, el tratamiento puede ser realizar una limpieza bucal profesional y mantenerla con una higiene diaria exhaustiva; llevar una alimentación saludable bajo una dieta rica en calcio y vitamina D; o aplicar en consulta fluoruro o demás productos del esmalte que ayuden a fortalecerlo.

Prevención de la descalcificación de la dentadura

Para evitar la pérdida del calcio y el fósforo de los dientes:

  • Modera el consumo de productos ácidos.

Las bebidas o alimentos ácidos disminuyen el nivel de pH del área bucal y en consecuencia, la resistencia de los dientes. Entre ellos podemos mencionar las frutas cítricas como la lima, el limón y la naranja, las bebidas energizantes y carbonatadas, el vinagre, el vino y otros, sin olvidar los productos fuertemente azucarados.

  • Cepíllate los dientes con una pasta dental específica.

Si en el pasado has tenido problemas con la aparición de caries, te recomendamos usar un dentífrico especial, formulado para evitar el impacto de los ácidos sobre la dentadura. Este fortalecerá la superficie dental, evitará su descalcificación y mantendrá saludables tus encías.

  • Prefiere un cepillo dental de dureza media o baja.

Los cepillos duros degastan el esmalte, ocasionan el retraimiento de las encías y en consecuencia, generan una gran sensibilidad en esa zona. Por su parte, los cepillos de dureza media o baja son más amables con nuestros dientes, siempre que no realices movimientos de cepillado muy fuertes.

  • No te cepilles inmediatamente después de terminar de comer.

Es recomendable esperar al menos una media hora para que la saliva haya regulado el pH de la boca. Esto porque diversos estudios científicos han demostrado que la comida ablanda un poco el esmalte, y si te cepillas enseguida estarás reforzando su acción dañina sobre los dientes.

  • Bebe suficiente agua

La adecuada hidratación mantiene estable el nivel de producción de saliva, lo que contribuye con la calcificación y protección del esmalte dental.

  • Consume productos lácteos.

Estos ayudan a neutralizar la acidez de la placa bacteriana y contienen caseína, que es un componente proteínico que impide la descalcificación del esmalte y que, por ende, previene su fragilidad.

La descalcificación dentaltambién puede aparecer tras el uso prolongado de los aparatos ortodóncicos, por lo que se recomienda seguir una rutina de limpieza apropiada que evite esta dolencia.

Por otro lado, los pacientes que sufren de reflujo gastroesofágico crónico aportan altos niveles de acidez a su dentadura. Así que se les recomienda asistir a las visitas periódicas con el especialista de salud bucal, el cual teayudará a prevenir la presencia de la descalcificación dental y sus problemas asociados.

Descalcificación en niños

En la niñez, las personas se ven vulnerables ante diferentes situaciones, como es en este caso la descalcificación de los dientes, pudiendo generar, a su vez, diferentes bacterias a largo plazo. 

Durante la infancia, el calcio funciona como un campo de fuerza de la pieza dental, por lo que hay que  seguir distintos hábitos para que la dentadura en proceso de crecimiento se mantenga sana.

Sin calcio, se acumula la placa bacteriana en la dentadura del pequeño, así como también lo hacen las caries y otros efectos indeseables que perjudicarán su salud dental y, que si no se tratan a tiempo, también podrían influir salud integral. Lo bueno es que en el caso de los niños, todo es reversible.

Además, al mantener los dientes sanos los niños se verán y sentirán cada vez mejor por dentro y por fuera. Mientras tu cuides de sus dientes, ellos cuidarán de tu hijo fortaleciéndolos cada vez más para que puedan masticar sus comidas favoritas sin reparo alguno.

Por lo mismo, es tarea de mamá y papá inculcar buenos hábitos de higiene bucal e involucrarse y comprobar que el pequeño esté cumpliendo con su deber. Por ejemplo, debes cuidar que se alimenten correctamente, cambiar su cepillo de dientes cada tres meses y enseñarlo a tomarse el tiempo de limpiar todas y cada una de sus piezas dentales, de forma que todos trabajen en conjunto para evitar la aparición de la descalcificación bucal a temprana edad.

Síntomas

  • Dientes débiles

La deficiencia de calcio provocará el ablandamiento en los dientes, lo que a su vez favorece la aparición de caries.

En las primeras etapas es como una opacidad blanca que luego se vuelve ligeramente rugosa debido a la descalcificación del esmalte. Esto supone un riesgo superficial para la pieza dental, que se convierte una pigmentación leve de color marrón o amarillo bastante notable.

  • ·Dolores agudos

Las caries son la peor pesadilla de una persona, pero sobre todo en un niño, quien está desarrollando y fortaleciendo su campo dental de a poco.

Si tu hijo ha comenzado a experimentar dolores insoportables en los dientes, pueden ser producto de una falta de calcio y fósforo.

Tratamiento

1.      Buena higiene bucal

Esta no solo ayuda a combatir la descalcificación, sino que también ayuda a prevenirla. Por lo mismo,  es importante enseñarle a nuestros niños la importancia de cuidar nuestros dientes más allá de nuestra apariencia. Al enseñarles buenos hábitos de salud bucal, tendrán unos dientes más sanos y los padres y representantes ahorrarán más dinero en dentistas.

2.      Sustituir alimentos ricos en almidón y azúcares

Hay alimentos ideales para cuidar la dentición de los niños, mientras que consumir jugos azucarados o alimentos muy ácidos es muy perjudicial para el equilibrio del ácido oral. 

Así, para tratar la descalcificación dental en los niños, te recomendamos seguir una dieta que incluya frutas y hortalizas ricas en fibra tales como: pera, apio, zanahoria y manzana.

Las frutas y verduras secas estimulan el flujo de la saliva, la cual a su vez funcionará como una defensa natural contra las caries, gracias su acción mecánica de arrastra contra los restos de comida.

Así mismo,  no se deben olvidar incluir legumbres y hortalizas, que generan la aparición del fosforo que junto con el calcio conforman la estructura de los dientes.

3.      Productos lácteos

Se debe procurar que los niños consuman queso, leche, yogurt natural, etc., que contienen minerales fundamentales parala salud y el sano desarrollo de los dientes de los niños como los fosfatos y la vitamina D.

4.      Consumo de flúor

Aunque en menor cantidad, existen alimentos vegetales con flúor, como los tomates, papas, sardinas, lentejas y cerezas; que se encargarán de aumentar la resistencia del esmalte de los dientes.

5.      Regular el consumo de golosinas

Es prácticamente imposible suprimir el hábito de los más pequeños en la ingesta de caramelos, chupetas, chocolates, etc. Sin embargo, si podemos reducir el consumo excesivo de las mismas, que es el que debilita la resistencia de los dientes y genera caries.

6.      Trabajo en equipo

El pequeño paciente debe mantener una buena higiene, mientras que el especialista debe remover la acumulación de bacterias hasta haber erradicado el problema (en caso de que ya haya descalcificación) y los padres deben apoyar al niño durante todo el proceso de prevención y tratamiento, ya sea en casa o en la visita al dentista.

Ejercicios que puedes practicar en casa para aliviar el dolor de espalda y fortalecerla

El dolor de espalda es una sintomatología que padecemos todos alguna vez, de hecho es bastante común, y es causada sobre todo por las malas posturas que adoptamos al sentarnos y en muchas ocasiones también mientras caminamos.

Como casi el 80% del mundo occidental, la mayor parte de la población sedentaria sufre alguna vez estas molestias y muchas personas las padecen casi a diario, de forma crónica. Esto se debe al estilo de vida actual que lleva a mucha gente de pasar varias horas del día sentada frente a un ordenador. Asimismo, un estudio publicado por Scoliosis and Spinal Disorders enumera problemas fisiológicos y mentales entre otras causas potenciales del dolor de espalda crónico, siendo la cura por excelencia para este mal, la practica de ejercicios suaves que nos ayuden a sentirnos mejor.

Lo bueno de este tipo de ejercicios es que puedes practicarlos en tu casa, sin ningún tipo de equipo especial y no quitan mucho tiempo, por eso deberías procurar hacerlo al menos una vez por la mañana al levantarte y otra por la noche. Sigue leyendo y entérate cuales son.

Ejercicios para aliviar el dolor de espalda

Pie al pecho

  • Debes colocarte en el piso, tumbado boca abajo con los pies apoyados en el suelo y las rodillas dobladas.
  • Luego lleva una rodilla al pecho ayudándote con las manos.
  • Mantén la posición durante 15 a 30segundos y cambia de pierna.
  • Repite el ejercicio unas 10 veces con cada pierna.

Pies al pecho

Es un ejercicio muy similar al anterior, con la diferencia que, en esta variación, en lugar de alternar las piernas, las juntamos y tratamos de acercar al pecho a la vez.

Piernas dinámicas

  • Tumbado boca arriba, con los pies apoyados en el suelo y las rodillas flexionadas, junta ambas piernas, de manera que sean un solo bloque.
  • Manteniendo siempre los hombros apoyados en el suelo durante todo el ejercicio, gira la cadera para tocar con las dos rodillas a un lado y a otro de tú cuerpo.
  • Repite el ejercicio 5 veces para cada lado.

Puente

  • Tumbado boca arriba con los pies plantados en el suelo y las rodillas dobladas, elevamos unos centímetros los glúteos del suelo y mantenemos la posición durante 5 segundos.
  • Relajamos apoyando de nuevo sobre el suelo y apretamos el abdomen como queriendo tocar el ombligo al suelo.
  • Mantenemos la posición durante unos segundos y relajamos, para iniciar de nuevo el movimiento completo.
  • Repite el ejercicio al menos ocho veces e intenta ir incrementando las repeticiones paulatinamente.

La postura de la vaca

  • De rodillas y apoyando las manos en el suelo, como si estuvieras a cuatro patas, empuja tus lumbares y abdomen al suelo, mientras levantas cabeza y hombros.
  • Después realiza el movimiento contrario, eleva tu abdomen y lumbares como queriendo tocar el techo.
  • Repite el ejercicio al menos 8 veces.

Piernas cruzadas

  • Siéntate en el suelo con una pierna estirada y cruza la otra pierna por encima de la rodilla para posar el pie de la pierna cruzada en el suelo.
  • Agarra la rodilla de la pierna cruzada con el codo del brazo contrario y tira de ella hacia atrás, aguantando la posición al menos 10 segundos.
  • Repite con la pierna contraria.
  • Haz el ejercicio al menos tres veces con cada pierna.

Estiramiento de espalda

  • Ahora siéntate sobre un taburete con la espalda recta.
  • Trata de juntar los hombros hacia atrás y mantén la postura unos segundos antes de volver a la posición normal.
  • Repite el ejercicio 8 veces.

La plancha

Este quizá es uno de los ejercicios más importantes, ya que fortalece la zona media y más allá de aliviar el dolor de espalda, evita que vuelva a aparecer:

  • Túmbate boca abajo apoyando los antebrazos en el suelo por un lado y sobre la punta de los pies por otro.
  • Aprieta el abdomen con fuerza y trata de aguantar así al menos 15 segundos.
  • Intenta ir aumentando el tiempo hasta aguantar 30 segundos.

Ejercicios para fortalecer la espalda

Otra clave para aliviar y evitar los molestos dolores de espalda, es mantenerla fuerte y sana. Para esto debemos realizar una serie de ejercicios que le ayuden con su postura y vitalidad.

Los ejercicios para fortalecer la espalda no solo permiten tonificar los músculos de esta zona del cuerpo, sino que, además, ayudan a prevenir lesiones y dolencias.

Es muy importante que si no estamos acostumbrados a hacer ejercicio, es fundamental que no los forcemos y vayamos poco a poco, de forma que evitemos lesiones

Lo bueno es que si no tenemos la costumbre o el tiempo para hacer ejercicio a diario, es posible planear una sencilla rutina que, sin necesidad de máquinas o herramientas profesionales, incrementará la resistencia de tu espalda, a la vez que reducirá la tensión y rigidez.

El equipo de entrenadores personales de Pau Sala nos comparte cinco buenas técnicas para que practiques al llegar a casa después de trabajar, o bien en tus ratos libres, con las que lograrás resultados muy efectivos, además que te ayudarán a sentirte mejor en el día a día.

1. Plancha

Este ejercicio, que ya vimos anteriormente por su efectividad para el alivio del dolor de espalda, también puede emplearse para fortalecer los músculos de esta zona. Esto porque la plancha es un ejercicio que demanda el esfuerzo de varios grupos musculares, en especial los de la espalda baja y el abdomen.

Según una publicación de Harvard Health Publishing, trabajar estos músculos es parte no solo de la prevención del dolor de espalda, sino también de los programas de rehabilitación.

2. Piernas hacia el pecho

El ejercicio de las piernas hacia el pecho, que tanto ayuda a aliviar el dolor de espalda, también ayuda a tonificar los músculos abdominales y, a la vez, a aumentar la flexibilidad de la cadera y la zona lumbar. Además, es muy útil para calmar la tensión en la parte baja de la espalda, en especial cuando se siente rigidez y dolor.

3. Plank contralateral

El plank contralateral, al que también se le conoce como el “Superman”, es un ejercicio de resistencia física que ayuda a fortalecer los músculos de la espalda, el abdomen y los glúteos. De hecho, según indica un estudio que publicó el Journal of Strength and Conditioning Research, es uno de los más efectivos para mejorar la estabilidad de la espalda baja:

  • Colócate en cuatro apoyos sobre la colchoneta, con las palmas de las manos sobre la superficie y las rodillas flexionadas.
  • Levanta y estira el brazo izquierdo y la pierna derecha, de froma que el cuerpo quede apoyado con las partes contrarias.
  • Sostén la postura cinco segundos y, con un movimiento lento, regresa a la posición inicial.
  • Repite el ejercicio con el brazo y pierna contraria.
  • Haz 10 repeticiones por cada lado.
  • Completa tres o cuatro series por sesión.

4. Flexión de cadera

La flexión de cadera es un movimiento que, además de tonificar los glúteos, aumenta la resistencia en las piernas y la espalda. Así, al igual que el resto de los ejercicios que te hemos recomendado, si lo prácticas de forma regular te ayuda a fortalecer la espalda, mejorar la postura y disminuit la rigidez.

  • Párate derecho, con las piernas juntas y los brazos en los costados del cuerpo.
  • Lleva la pierna derecha hacia adelante, flexionando la rodilla mientras estiras la pierna izquierda hacia atrás.
  • Eleva los brazos hacia el frente o por encima de la cabeza y estira el torso sin perder el equilibrio.
  • Mantén la postura cinco segundos y alterna la posición de las piernas.
  • Realiza tres series de 10 repeticiones por cada pierna.

5. Flexiones

Aunque es la creencia común, las flexiones de pecho no se centran únicamente en los pectorales; de hecho, según un estudio publicado por Medicine & Science In Sports & Exercise, también trabajan los músculos de los brazos y la espalda, todo dependiendo de la variante que se realice.

En este caso, nos referiremos a las flexiones con apoyo ancho que son las que ayudan a fortalecer la espalda, los hombros y, en general, la parte superior del cuerpo.

Eso sí, este se trata de un ejercicio para el que se necesita resistencia física, ya que se requiere fuerza para levantar y sostener el cuerpo en movimientos repetitivos:

  • Ponte boca abajo, apoyándote sobre las puntas de los pies y las palmas de las manos, y separando los brazos a lo ancho.
  • Contrae los músculos abdominales para evitar sobresfuerzos indebidos en la zona lumbar y, a continuación, realiza la flexión de pecho hasta que el codo quede alineado con el hombro.
  • Regresa a la posición inicial y repite el movimiento 10 veces.
  • Completa tres o cuatro series.

Para finalizar, debes tener siempre en cuenta que es fundamental realizar ejercicios de calentamiento antes de comenzar a ejercitar, así como realizar estiramientos al finalizar cada sesión. Estas dos acciones contribuyen a reducir el riesgo de ciertas lesiones y de sufrir dolor posejercicio, de acuerdo con una investigación que publicó Sports Medicine.

Paso a paso sobre cómo convertirte en Traductor Jurado en España

La traducción jurídica se basa en la traducción de documentos públicos o privados caracterizados por su contenido legal y jurídico. Dentro de dicha categoría podemos encontrar la figura del traductor jurado necesaria para todos aquellos documentos traducidos que requieren de una firma y un sello para garantizar su veracidad y su exactitud respecto el documento original.

Eikatrad, servicios de traducción jurada en Barcelona, apunta que este tipo de servicios además de ser obligatorios en determinados casos, una firma y un sello por parte de un traductor jurado evita cualquier tipo de problemas en un juicio o cualquier proceso oficial que requiera una serie de certificados o papeles. Aunque la tarea más común para este tipo de traductores es la de traducir y certificar, un traductor jurado puede interpretar un acto oficial en el que haya personas que no entiendan ni hablen alguna de las lenguas que se van a emplear.

A su vez, un traductor jurado puede certificar que la traducción realizada por otra persona es correcta y completa.

En la actualidad, solo se puede acceder a la condición de traductor jurado a través del examen que convoca la Oficina de Interpretación de Lenguas dependiente del ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

1.Cumplimiento de todos los requisitos para optar por el trabajo de traductor jurado

Los interesados en participar en los exámenes para la obtención del título de Traductor-Intérprete Jurado deben reunir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de edad;
  • Tener la nacionalidad española o de cualquier otro Estado miembro de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza;
  • Poseer un título español de Grado o Licenciatura, o cualquier título cuya correspondencia al nivel 2 o 3 del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior haya quedado establecida en virtud del Real Decreto 967/2014, de 21 de noviembre, por el que se establecen los requisitos y el procedimiento para la homologación y declaración de equivalencia a titulación y a nivel académico universitario oficial y para la convalidación de estudios extranjeros de educación superior, y el procedimiento para determinar la correspondencia a los niveles del marco español de cualificaciones para la educación superior de los títulos oficiales de Arquitecto, Ingeniero, Licenciado, Arquitecto Técnico, Ingeniero Técnico y Diplomado (BOE de 22 de noviembre de 2014). Los aspirantes con titulaciones obtenidas en el extranjero deberán estar en posesión de la correspondiente credencial de homologación o, en su caso, del correspondiente certificado de equivalencia emitidos por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte o el departamento ministerial que lo sustituya en sus competencias en la materia.

2.Presentación del examen para traductor jurado

El examen para obtener el título de traductor jurado consta de tres partes diferenciadas.

  1. Una prueba tipo test con 50 preguntas -más 5 de reserva- sobre las materias comprendidas en el temario publicado en la convocatoria. Es una prueba de carácter gramatical y terminológico. Esta es eliminatoria y funciona como criba en la convocatoria.
  2. Tres ejercicios que se realizan en la misma jornada: La primera prueba es una traducción al castellano de un texto de tipo literario, periodístico o ensayístico en la lengua desde el idioma elegido. El segundo ejercicio consiste en traducir un documento generalista del castellano al inglés sin diccionario. La tercera parte consiste en traducir al castellano un texto de carácter jurídico o económico. En esta prueba se permiten los diccionarios siempre que no sean digitales o realizados por el propio examinado.
  3. La tercera y última prueba es de carácter oral. Consiste en un ejercicio de interpretación consecutiva frente un tribunal y con el que se verificará el dominio y la compresión de las lenguas de partida y llegada.

Para comprobar si se ha aprobado el examen de traducción jurada tan solo se debe acceder al BOE, donde se publicará una lista de los nuevos traductores jurados. Si se ha aprobado el examen, se debe presentar el título universitario, fotocopia del DNI y tres fotografías de carné.

En este caso, solo quedaría por recoger y registrar el sello que se utilizará en un futuro para estampar en las traducciones juradas. Si se quiere trabajar como traductor jurado, se puede encontrar empleo en empresas dedicadas a ello, en las que se encontrarán diferentes tipos de servicios: como traducción jurada, interpretación simultánea…etc.

3.Alta como Traductor Jurado Autónomo

Ya que es poco frecuente encontrar ofertas de empleo por cuenta ajena (mediante contrato) como traductor tanto en el sector público como en privado, lo más habitual que se ejerza la actividad como autónomo. Para esto, los traductores han de darse de alta en Hacienda y en la Seguridad Social, y de no cumplirse las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social, el traductor se encontraría al margen de la ley.

  • En primer lugar, hay que comunicar a la Administración Tributaria el inicio de la actividad profesional. Para ello se emplea el modelo 036 (o el modelo 037 simplificado), a través del cual la Administración procede a incluir al contribuyente en el censo de empresarios y profesionales y puede controlar el cumplimiento formal de sus obligaciones tributarias. Esta declaración se presenta en la Administración de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria correspondiente al domicilio fiscal del declarante y la declaración de inicio de actividad debe presentarse antes de la fecha de inicio de la misma. Este impreso puede presentarse por vía electrónica en la Agencia Tributaria mediante firma digital.
  • En cuanto a la inscripción en la Seguridad Social, cabe acotar que el salario mínimo interprofesional son unos 600 € mensuales, y la cuota de autónomos unos 250 € mensuales, por lo tanto, si se factura más de 850 € mensuales es obligatorio darse de alta de la Seguridad. Si se factura menos de esta cantidad, se puede no cotizar (de hecho, hay mucha gente que está dada de alta de Hacienda y no de la Seguridad Social), pero es muy importante tener en cuenta que la ley no lo permite claramente y que se pueden tener problemas con la administración de la Seguridad Social.
  • Una vez presentada la comunicación de inicio de actividad ante la Administración tributaria, se procederá a tramitar el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). La solicitud de alta en el RETA debe presentarse en la Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social correspondiente al domicilio del solicitante dentro de los 30 días naturales siguientes al inicio de la actividad, y la obligación de cotizar nace el día primero del mes natural de inicio de la misma.