Cómo sabemos que una inmobiliaria nos da buen servicio?

El mundo inmobiliario está viviendo buenos momentos después de años de crisis en lo que uno de los sectores que más padeció el rigor económico fue el de la compra y venta de pisos. Una crisis no tiene demasiadas cosas buenas, salvo que se van todos los aficionados y los que resisten son las empresas de calidad.

En este sector también se ha ido viendo como las necesidades de abrirse a las nuevas tecnologías era necesario e inmobiliarias como Romer Playa creen que es vital tener una buena web con la que abrirse al mercado, pues al final una inmobiliaria local puede abrirse a todo el mundo, especialmente si se encuentra en una zona turística.

Qué duda cabe que también para poder mantenerse en este sector la profesionalidad, una gran atención al cliente y el trabajo de los comerciales es fundamental, siendo un compromiso claro, así como un esfuerzo y dedicación que luego después la clientela sabe recompensar.

Los agentes en la inmobiliaria lo que hacen es dar unos servicios en los que asesoran, median y gestionan la compra y venta de pisos, así como alquileres, etc.  En este sector lo ideal es que los agentes den un servicio en el que haga ahorrar mucho tiempo a los clientes, amén de asesorar y bridar la experiencia que tienen en el campo profesional para que no tengan desagradables sorpresas.

Vamos a ver algunas de las tareas más interesantes que debe hacer una inmobiliaria por los clientes para dar un óptimo servicio:

Siempre a disposición del cliente

Los agentes inmobiliarios se dedican a atender llamadas y consultas que tengan los compradores de una vivienda de cara a dar la información que necesite en todo momento. La competencia cada vez es más dura y no descansa.

Este trabajo lo que hace es ahorrar una gran cantidad de trabajo, tanto al vendedor como al comprador a futuro de la vivienda, teniendo siempre la disponibilidad necesaria para la coordinación de citas, atender el teléfono o realizar la visita de las viviendas. No olvidemos tampoco atender el teléfono o la preparación de la distinta documentación, ofertas, las negociaciones entre las partes y demás.

Si además es una inmobiliaria que está en un lugar turístico, deberá atender, tanto al vendedor como al comprador en su idioma.

Buscar viviendas que se adapten al comprador 

Una buena inmobiliaria tiene que tener a sus agentes trabajando varias horas a la semana para encontrar las viviendas que puedan ser más interesantes de cara a lo que necesiten o el presupuesto que tengan los compradores en cuestión. No es algo fácil pero aquí es donde marca las diferencias contar con una buena inmobiliaria.

Análisis del mercado inmobiliario

Fundamental que el comercial sepa tener una definición certera que tiene la casa en venta o hacer un análisis de si la posible compra es la mejor opción que hay en el momento exacto del mercado. Importante tener capacidad para la negociación entre los compradores y los vendedores, puesto que deberá hacer ofertas y contraofertas que se ajustarán al interés que tenga el cliente que lleven.

La experiencia en este sector es importante y las inmobiliarias deben manejar los diferentes datos sobre las ventas realizadas en los últimos años y sobre el sector que haya en su zona de influencia. De esta forma las valoraciones que se realizan son bastante más precisas.

Inspección de las viviendas

Lo ideal es que todas las viviendas que ofrezca la inmobiliaria se hayan seleccionado y revisado antes por los agentes inmobiliarios de cara a que se garantice su legalidad. Una una buena inspección no debe limitarse a lo físico de cara a comprobar que la vivienda está en buenas condiciones también deberá revisar el registro de la propiedad de cara a comprobar que la vivienda en cuestión es cumplidora con la legalidad y que ni tiene deudas y otras cargas, de tal manera que así se tenga a certeza de que los futuros compradores puedan terminar siendo objeto de fraude.

Publicitación de las viviendas    

Uno de los trabajos que suele hacer una inmobiliaria por los vendedores de las mismas es la promoción y venta de la vivienda mediante sus diferentes canales de distribución. En este sentido hay muchas posibilidades, tales como anuncios publicitarios en las guías de servicios, prensa, radio o expositores locales, páginas web, redes sociales, etc.

Todo este trabajo que se realiza tiene un coste, tanto directo como indirecto, llevando mucho tiempo, teniendo que hacer fotografías de la vivienda, vídeos de carácter promocionales, cartelería etc. De esta manera, el vendedor de la propiedad no va a tener que preocuparse por hacer una buena difusión y será más sencilla que se venda.

Realizar cursos de formación

En un mercado de gran competitividad como este, es realmente importante que las inmobiliarias dediquen parte de su esfuerzo a la formación de los vendedores y demás personal. Son muchos los conocimientos en los que profundizar, tales como legislación, fiscalidad marketing, fotografía, negociaciones, etc.

Buscar financiación adecuada para el comprador            

Otro aspecto importante es que además del propio asesoramiento a los compradores de cara a elegir su casa, es lograr la mejor hipoteca y condiciones de financiación. En este sentido los agentes inmobiliarios deberán resolver tus dudas a este respecto y contarte cuantos son los costes de las escrituras y otros gastos.

Verificar el proceso de compraventa

No olvidemos que la seguridad jurídica también cuenta y mucho. Os agentes inmobiliarios conocen de forma detallada el proceso de compra venta, por lo que hay que verificar que cumple con la legislación y se supervisan la totalidad de documentos, contratos y escrituras. En el proceso de adquisición de la vivienda aparecen complicaciones que una inmobiliaria tiene que ser capaz de solucionar con la supervisión de los documentos, contratos y escrituras, los cuales deberán ser legales.      

Hacer que todo el proceso sea sencillo 

Por último, todo asesor inmobiliario debería no solo ayudar a que el comprador encuentre la vivienda que desea, también ofertarla a un vendedor con los posibles clientes y también mediar en la propia compraventa. Lo que suele hacer un agente por el cliente y con frecuencia no nos damos cuenta, es que aporta soluciones y hace más sencillo el proceso de tal manera que sea lo menos estresante posible.

La pizarra sigue estando de moda

En nuestro país es bien sabido que la pizarra tiene muchos seguidores y una demanda que crece año tras año, por lo que las posibilidades de que otros materiales la sustituyan no hay visos de que se produzcan. Las demandas son altas y realmente merece la pena tener confianza en una empresa que tenga años de experiencia en este ramo.

Empresas que llevan muchos años en el sector como Pizarras y Derivados son de la opinión que siempre que busquemos pizarra hay que optar por la de mejor calidad. En el caso de ellos, la llegan a extraer de los mejores yacimientos, lo que hace que puedan adaptarse a todo tipo de necesidades, lo que permite que puedan exportar sus productos a más de una veintena de países.

Las ventajas de la pizarra

Cuando hablamos de la pizarra lo hacemos de un material que sin duda tiene una enorme belleza y resistencia a nivel estético, pues hay enormes variedades de texturas y tonos. Tanto su estructura como lo versátil que es el material, ha hecho que lo sigan usando los constructores y arquitectos españoles y de todo el mundo.

Actualmente muchas de las cubiertas que pueblan infinidad de tejados en España tienen a la teja como principal elemento. Hay otros revestimientos que se usan desde hace mucho tiempo a los que no son ajenos las técnicas que se usan actualmente, tanto a la hora de la construcción como en la propia decoración.

El uso de la pizarra es de forma especial en los tejados, aunque pensamos que cada vez se va utilizando más a la hora de decorar los interiores por el importante atractivo a nivel estético.

Conociendo más sobre la pizarra

Si queremos saber más sobre la pizarra, hay que tener en cuenta de que es una roca metamórfica que está formada partiendo de sedimentos arcillosos prensados. La zona del norte de la Península Ibérica va a ser de las que tenga una producción mayor en el continente, por lo que es un importante elemento en el paisaje de zonas como puede ser Galicia o en las CCAA que tienen a los Pirineos como principal cordillera.

Todos conocemos las propiedades inalterables de la pizarra, donde entre las razones más importantes de su uso en cubiertas está la impermeabilidad, ya que es un gran aislante térmico.

Sus propiedades más reseñables son que es compacta y al no tener poros es buena para los climas especialmente fríos, pues no se rompe con las temperaturas bajas. Resistente ante las más duras condiciones climáticas, puede también resistir al calor o al frío, algo muy importante. No olvidemos tampoco que es resistente al fuego.

Es muy sencillo ir extrayendo láminas finas e instalarlas en todo tipo de tejados, pues va adaptándose a diferentes tipos y formas. Cuenta con propiedades antideslizantes, fundamentales si queremos cubrir el suelo de nuestra piscinas o hacer las típicas veredas de pizarra en nuestro jardín.

No debemos preocuparnos por los mantenimientos, pues no les afectan ni los productos con compuestos químicos, ni el musgo ni los insectos. Entre sus bondades está el que se usa con muchos tonos, desde marrones, a grises y negros, todo ello combinado con leves toques de color rojizo o azulado, al estar compuestos de otros tipos de minerales.

Siempre es recomendable que la pizarra de calidad la instalen los profesionales

Con todo lo que te hemos contado, seguro que ya contemplas que la manera de poder recubrir eficazmente y en lo estético nuestro hogar, tiene en la pizarra una buena opción. Todo ello hace que pueda merecer la pena el elegir la mejor pizarra y en caso necesario, una empresa que pueda encargarse de la instalación de forma profesional.

No nos parece recomendable ni inteligente, jugar a la hora de instalar la pizarra como equipos que tengan poca profesionalidad o de dudosa calidad. Todo esto al final sucede cuando queremos ahorrar dinero y respecto a esto, si queremos una pizarra de buena calidad o un equipo realmente profesional, debemos pagarlo.

Realmente, confiar en la pizarra es una apuesta segura, donde además de sus grandes propiedades, podemos beneficiarnos de un gran aspecto en lo estético que colabora realmente a que nuestra residencia luzca de la manera más atractiva, algo que siempre es interesante y que encima puede durarte muchísimos años.

Deseamos que dicha entrada te sirva para poder despejar las dudas que puedas tener y pensar en lo importante que es este mineral que tiene tanta fama. Esperamos desde aquí que contrates una buena empresa, pues siempre hay que contar con buenos instaladores.