Todo lo que debes saber antes de pedirle vacaciones a tu jefe

Con la llegada del verano, también llegará el buen tiempo y por supuesto, las ganas de irnos de vacaciones. Ese tan ansiado momento en el que el trabajador podrá ejercer su derecho de utilizar su período de descanso.

De hecho, la mayoría de los empleados buscan centralizar sus vacaciones en esta temporada; o al menos aquellos cuyas empresas no son de las que deciden el plazo de tiempo que los trabajadores pueden destinar a sus vacaciones y así desconectar de su rutina laboral.

No obstante, antes de ir preparando maletas es bueno que conozcas el convenio colectivode tu contrato laboral o las condiciones específicas que firmaste, ya que serán estas las que prevalezcan al momento de pedir tus vacaciones.

Además, siempre hay ciertas dudas y preguntas que atacan a los empleados llegado este momento: ¿Cuándo solicitar las vacaciones? ¿Y si entonces estás de baja laboral? ¿Cuántos días te pertenecen?

Si es tu caso, los especialistas en jornada laboral de TimeNet nos explican a continuación todo lo que debes saber antes de pedirle vacaciones a tu jefe.

La importancia de exigir nuestro tiempo de descanso

A todos nos gusta alejarnos un tiempo de la oficina y disfrutar de nuestro tiempo de descanso; sin embargo, más allá de ser un simple capricho del empleado, las vacaciones son muy importantes para la salud del trabajador y su rendimiento dentro de su empresa.

Las vacaciones son uno de los mejores antídotos contra el estrés, y sus efectos dañinos  que van desde migrañas, insomnio y dolores estomacales hasta problemas cardiovasculares; incluso pudiendo llegar a alterar el genoma humano, los cuales son bien conocidos por todos. Por lo tanto, las vacaciones se vuelven fundamentales para mantener una buena salud física y mental.

De hecho, un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York concluyeron que los hombres que toman vacaciones cada año reducen su probabilidad de morir por cualquier causa en un 20%, y su riesgo de muerte por enfermedad cardíaca hasta en un 30%.

Por otro lado, la investigadora Karen Mathews, de la Universidad de Pittsburgh (EE.UU.), y sus colegas hicieron otro estudio en el que monitorearon a aproximadamente 12,000 hombres con un alto riesgo de padecer enfermedad coronaria, entre los 35 y 57 años de edad, durante nueve años y descubrieron que los participantes que no tomaban vacaciones anuales eran 32% más propensos a morir de un ataque al corazón.

Finalmente, en el caso de las mujeres, las vacaciones podrían resultar incluso más benéficas. De acuerdo con un estudio realizado en 2005 por la Clínica Marshfield en Wisconsin, las mujeres que toman vacaciones menos de una vez cada dos años tienen mayor probabilidad de sufrir una depresión. Además, quienes no suelen vacacionar con frecuencia (una vez al año) tienen cerca de ocho veces más probabilidades de desarrollar enfermedad coronaria o sufrir un ataque al corazón.

Las dudas más comunes que tienen los empleados antes de pedir sus vacaciones

Algunas de las dudas más comunes antes de pedir vacaciones a nuestro jefe son:

¿Todos los empleados tienen derecho a vacaciones?

De acuerdo al Estatuto de los Trabajadores cualquier trabajador tiene derecho a 30 días naturales o 22 días laborales de vacaciones, serán independientemente de la jornada laboral (a tiempo completo o parcial) o del tipo de contrato (indefinido o temporal). Éstas son retribuidas al año, habiendo trabajado del 1 de enero al 31 de diciembre.

¿Cómo se pueden calcular los días de vacaciones?

Ya que a cada trabajador le corresponden 30 días de vacaciones anuales, se puede deducir que  que cada mes trabajado corresponden a 2,5 días de vacaciones. Por lo tanto, sólo tendrás que contar los días que llevas en una empresa para calcular los días de vacaciones que te pertenecen.

¿Cuándo se pueden pedir las vacaciones?

Por lo general, el período de vacaciones del trabajador debe establecerse por mutuo acuerdo entre la empresa y el empleado; y en caso de que sea la empresa quien establezca el calendario de vacaciones, el trabajador debe conocerlo con dos meses de antelación.

Si el trabajador y el empresario no llegan a un acuerdo sobre el período de vacaciones, existe un procedimiento judicial, en el que la empresa deberá acreditar el motivo por el cual no concede las fechas solicitadas por el trabajador. Además, en ningún caso podrás tomar tus vacaciones sin permiso, pues podría ser causa de despido disciplinario.

¿Con cuántos días de antelación se deben pedir vacaciones?

El trabajador debe conocer sus vacaciones con dos meses de antelación, periodo dentro del cual se pueden aceptar, modificar o reclamar los días asignados.

En caso de ser el trabajador el que pida sus vacaciones, debe notificarlas con la mayor antelación posible, para garantizar su aceptación por parte de la empresa y permitir la mejor organización de la carga de trabajo durante tu ausencia.

¿Se pueden tener vacaciones estando de baja?

Las vacaciones no se pierden en caso de baja por enfermedad, embarazo, parto o lactancia, por lo que si la baja coincide con el período de vacaciones que solicitó el trabajador, podrá disfrutarlas sus vacaciones en una fecha distinta.

¿El sueldo se mantiene durante las vacaciones?

Las vacaciones siempre son retribuidas, pero su retribución debe calcularse teniendo en cuenta todos los conceptos salariales ordinarios. De esta forma, el trabajador puede no cobrar el mismo sueldo en ese plazo de tiempo.

Para saber esto con seguridad, deberás consultar tu convenio colectivo, ya que determinados complementos salariales que componen nuestro sueldo base pueden ser eliminados en ese período vacacional, como el concepto de transporte que se aplica para cubrir los gastos mensuales del trabajador para llegar a la oficina, al igual que comisiones, pluses u otros incentivos, los cuales no aplicarían de estar en tu periodo vacacional.

¿Se puede decidir no hacer vacaciones para así cobrar más?

Aunque muchos trabajadores igual elegirían esta opción, la verdad es que no se puede. Y es que aunque el empresario y el trabajador estén de acuerdo, la ley es la que prohíbe la sustitución del período vacacional por una compensación económica.

De hecho, en caso de que finalice el año y no hayas pedido vacaciones, estos días se darán por perdidos y no serán retribuidos. Aun así, son muchas las empresas que amplían el plazo disponible hasta después de la temporada de Navidad, lo cual supone ampliarlo al año siguiente.

El trabajador sólo podrá cobrar sus días de vacaciones cuando se finalice su contrato laboral, ya sea por despido o por voluntad propia, momento en el cual se incluirá una compensación económica equivalente al período de vacaciones no disfrutado.

¿Cómo solicitar las vacaciones?

Las vacaciones deben solicitarse por medio de una carta de vacaciones laborales. Esta se trata de un documento escrito que el departamento de Recursos Humanos envía al trabajador para comunicar el derecho a un periodo de vacaciones, siempre acorde a los días que le corresponden por ley.

Esto porque, como dijimos anteriormente, muchas empresas tienen convenios colectivos o políticas de empresa para organizar las vacaciones y no parar el ciclo productivo. Además que algunas veces pasa que algún trabajador no solicita sus vacaciones, y la empresa al ser conocedora de la ley y para evitar concentración de vacaciones y conflictos notifica a los trabajadores con una carta o documento en el que informa de su derecho a solicitar vacaciones, las fechas en las que puede descansar y cuántas le corresponden.

No obstante, según la legislación actual: “no resulta preceptivo que la empresa comunique por escrito al trabajador el inicio de su periodo de vacaciones” a excepción de los casos en los que el convenio colectivo lo indique expresamente y por lo general, la comunicación del inicio de las vacaciones, que sí que es obligatoria, se suele realizar de manera verbal.

El beneficio que trae la presentación de esta carta es que queda constancia de que la empresa ha cumplido con sus obligaciones de cara al disfrute de las vacaciones por parte del empleado. Mientras que también resulta de utilidad para el empleado, permitiéndole disponer de justificación documental ante cualquier conflicto que pueda surgir.

Así mismo, al no ser algo obligatorio, no existe un modelo de carta de vacaciones para empleados que sea general y se solicite expresamente por parte de todas las empresas. Más bien, cada quien elabora su propia carta fijándose, por ejemplo, en los múltiples modelos que podemos encontrar en Internet y que son muy sencillos de utilizar; o crean un modelo donde aparezcan los datos fundamentales que todo trabajador debe incluir a la hora de referirse al departamento de Recursos Humanos de su compañía. Estos datos son los siguientes:

  • Fecha y lugar donde se realiza la notificación.
  • Nombre, DNI y dirección postal (a ser posible, la misma que aparece en la nómina) del trabajador.
  • Periodo de vacaciones, desde el primer día hasta el último, incluyendo el día en el que se reincorpore al trabajo.
  • En caso de que el convenio colectivo solicite un plazo de preaviso por parte de la empresa, incluirlo en la carta.
  • Firma de la empresa y trabajador