Por que tus hijos (y tú) deberías dejar de comer arroz ahora mismo

Patrocinados

En muchas zonas del planeta la aparición del arsénico se debe al uso de ciertos pesticidas. Este elemento químico se encuentra en la corteza terrestre y en diversos tipos de alimentos, por lo que mayoritariamente su origen es natural.

El arroz, por su forma de cultivo, permanece inundado en agua y es mucho más fácil que se contamine que otros tipos de granos. Se sabe que los compuestos de arsénico en su forma inorgánica pueden perjudicar la salud a largo plazo.

Patrocinados

Un estudio recién publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) por un equipo de científicos de la Universidad de Dartmouthafirma que, por ejemplo, el arroz puede tener riesgos potenciales para el feto humano: “La exposición al arsénico durante el embarazo es un problema de salud pública, debido a los riesgos potenciales para la salud del feto”. 

Patrocinados

Y es que el tema es más serio de lo que parece. Los pesticidas que se encuentran en el arroz puede causar problemas de corazón, diabetes o cáncer en los adultos, e incluso problemas de desarrollo mental en los niños. Un auténtico problema de salud mundial por el que los médicos ya han aconsejado a la población que el método más eficaz para consumir este grano es dejar el arroz en remojo durante toda la noche y cocinarlo en cinco medidas de agua, para acabar perdiendo un 80% de su arsénico.

Patrocinados

Patrocinados