CAGADA. Cuando tu nivel de metepatas está ¡over 9000!

Estamos rodeados de personas con muy buenas intenciones, pero que cada vez que abren la boca sube el pan. 

 

No lo hacen queriendo, pero sus meteduras de pata hacen el mismo daño, o quizá más, que el que lo hace a propósito. 

 

Todos conocemos a alguien que, con un inocente comentario, puede dejarte con la boca abierta y el culo torcido. Son unos auténticos maestros del terror. 

 

Y si crees que estamos exagerando sólo tienes que leer la siguiente conversación de WhatsApp.